Licenciado en Nutrición Adriana Paula Goytía

Licenciado en Nutrición Adriana Paula Goytía

Licenciado en Nutrición Adriana Paula Goytía tiene experiencia en dietoterapia y en administración de servicios de alimentación.

CONSEJOS DE NUTRICIÓN EN LA ADOLESCENCIA de Licenciado en Nutrición Adriana Paula Goytía

La adolescencia es un período en el cual transcurren cambios importantes para el organismo tanto físicos como psicológicos.

Es el paso de la niñez hacia la adultez y tiene dos etapas la primera de los 9 a los 13 años y la segunda de los 14 a los 18. Es un momento en el que se logra un desarrollo acelerado con marcado aumento de talla y masa corporal y la explosión sexual. Los varones tienen un mayor aumento de masa magra y las mujeres de masa grasa. Estos cambios son variables según cada individuo. Es por ello que se genera aumento de requerimientos y si la ingesta no es adecuada puede haber deficiencias nutricionales. 

Por esto hay que llevar una alimentación normal es decir que ha de ser suficiente, completa, armónica y adecuada. Es aquella en la que se pueda mantener un peso sano. Donde se incorpora variedad suficiente de alimentos. Hay poco consumo de grasas de origen animal y colesterol. Se prioriza el consumo de vegetales, frutas y cereales. Utiliza azúcares y sal en forma moderada 

Aquí se detallan algunas pautas para lograr un desarrollo saludable. 

-Agua es fundamental y se deben consumir alrededor de cinco vasos en el transcurso del día. Sin esperar a sentir sed y evitando en lo posible el consumo de bebidas azucaradas. 

-Las calorías consumidas diariamente están compuestas por proteínas, hidratos de carbono y grasas. De las cuales los varones requieren mayor aporte debido que generan más cantidad de masa muscular que las niñas y por ello tienen el metabolismo más acelerado. Las necesidades proteicas van en un rango de 44 – 51 g/día. Es lo mínimo para mantener el componente corporal proteico y un crecimiento adecuado. Esto se cubre consumiendo entre 200 y 250 gr. de carne por día de preferencia magra. Es fuente de hierro que es el que ayuda a transportar el oxígeno en la sangre, y fundamental para las niñas que comienzan con su período. 

-Los hidratos de carbono se cubre la mitad del aporte calórico para el organismo. Las necesidades son de 130 gr. en el día. Aquí se encuentran los grupos de cereales, legumbres, vegetales y frutas. Se recomienda consumir cinco porciones diarias de diferentes colores. Así lograr una alimentación completa cubriendo vitaminas y minerales. La fibra que estas contienen son esenciales para el buen funcionamiento intestinal, reduciendo niveles de colesterol y controlando el nivel de azúcar en sangre. 

-Las grasas y los aceites en cantidades adecuadas son fundamentales para la absorción de vitaminas liposolubles y también como fuente energética. Preferir aceites que son de origen vegetal para controlar el colesterol. Es muy positivo para ello el consumo de aceite de oliva. 

-El calcio es un mineral primordial para el desarrollo óseo, se cubre consumiendo lácteos de preferencia descremados. Es importante para la reducción de fracturas y prevenir la osteoporosis. Se requieren 1300 mg/ diarios. Para alcanzar este valor se deben consumir: 2 

vasos leche descremada, 2 yogures saborizados descremados, 1 porción queso port salut de 60 gr. aproximadamente, 2 cdas. soperas de ricota magra. 

-Realizar actividad física regularmente 

-Y sobre todo no saltear comidas. El desayuno es el combustible para comenzar el día con mucha energía. 

Estos breves consejos son para conseguir un crecimiento adecuado, así tratar de evitar los déficit de nutrientes específicos y consolidar hábitos alimentarios saludables que permitan prevenir problemas de salud de tiempos venideros que están influidos por la dieta, como son hipercolesterolemia, hipertensión arterial, obesidad, diabetes y osteoporosis. 

Puedes comunicarte con la Licenciado en Nutrición Adriana Paula Goytía a través de su correo electrónico: adriana_goytia@yahoo.com.ar

Deja un comentario